Google+
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

"White rice cakes" salteados con verduras y almendras fritas

Pasta china de arroz salteada con verduras


Esta pasta china hecha con agua y arroz exclusivamente es una pena que no se haya dado a conocer más en España a través de los restaurantes chinos, u orientales en general, porque tiene unas peculiaridades que la hacen muy interesante:
- No se cuece, se deja a remojo en agua un mínimo de 12 horas y luego se escurre y se saltea.
- Tiene una textura distinta a la pasta de trigo o de maíz habitual, es más elástica, similar a los ñoquis.
- No tiene gluten.
- Sólo la venden en tiendas chinas. De momento no la he visto en ningún supermercado ni gran almacén, ni herbolarios o tiendas gourmets. Y el precio suele ser 1€ y poco la bolsita de 400grs.

White rice cakes "Sakura" en crudo antes de ponerlos a remojo

Unos compañeros de trabajo chinos que tuve hace años la preparaban a menudo, caldosa, con carne de cerdo y repollo. Estaba muy buena y le he querido dar una versión vegana con almendras que, modestia aparte, no tiene nada que envidiarle.

Edito para avisaros que hice otro plato con este ingrediente principal, pero con shiitake y coles de Bruselas fritas. Podéis verlo aquí: http://mostazaymedia.blogspot.com.es/2013/11/white-rice-cakes-con-shiitake-y-coles.html


Ingredientes: 4 personas
200grs de "white rice cake" Sakura
2 puerros
4 zanahorias
2 hojas de repollo
2 rodajas de cebolla
1 vasito de almendras crudas troceadas
4 cucharadas de salsa de soja o la mitad si es concentrada.
medio vasito de vino blanco
2 vasitos de agua
sésamo tostado
cebollino
aceite suave

Preparación:

La noche anterior ponemos a remojo la pasta en agua.

Cuando hayan pasado mínimo 12 horas, (depende de la estación del año: en invierno o con frío serían 24 horas) la escurrimos y reservamos.

  • En una cazuela amplia, echamos 3 cucharadas de aceite, calentamos y añadimos la cebolla picada.
  • Salteamos un par de minutos y añadimos el repollo (en juliana), y los puerros con las zanahorias (cortados en rodajas finitas). 
  • Dejamos pochando a fuego bajo unos 5 minutos y añadimos la pasta. 
  • Removemos, subimos el fuego a fuerte un minuto para saltearla y añadimos el vino blanco. 
  • Lo dejamos que se vaya evaporando a fuego medio-bajo.
  • Mientras, en una sartén pequeña calentamos 1 cucharadita de aceite y freímos las almendras a fuego medio. Serán unos 5 minutos o hasta que veáis que algunas empiezan a ponerse de color marrón tostado. 
  • Las añadimos a la cazuela con todo lo anterior.
Si os dais cuenta, hasta ahora no he puesto nada de echar la sal, porque al llevar salsa de soja, que es tan salada, es mejor dejar la sal para el último momento por si acaso nos pasamos.
  • Pues seguimos: vamos a la cazuela, que estará todo ya bien mezclado y los vegetales habrán cambiado su color a otro más transparente, y echamos la salsa de soja y el agua. 
  • Lo ponemos a calentar al mínimo, tapamos parcialmente para que respire un poco y lo dejamos cocinándose unos 10 minutos o hasta que veáis que la zanahoria está cocida y que el vapor que sale no huele ácido ni a alcohol del vino. El agua se habrá reducido bastante, quedando un caldo algo espeso por el almidón de los rice cakes, como se ve en la foto superior.
  • Cuando esté hecho, espolvoreamos el cebollino picado y el sésamo y lo dejamos tapado reposando unos 5 minutos antes de servir, para que suelten un poco de su sabor con el calor que despide la comida.

胃口好!

3 comentarios:

Contenido protegido con: