Google+
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Sopa morada con trigo sarraceno

 totalmente vegetal


Hoy vengo con una receta sencillísima pero muy vistosa y nutritiva que también está publicada en la web de El Granero Integral.

Me gusta hacer sopas o caldos que en lugar de fideos lleven cereales cocidos, como ya os enseñé en la sopa de quinoa y azukis en su momento. Lo aprendí de mi abuela, a la que le gustaba mucho utilizar arroz en este tipo de comidas, y yo, como buena alumna, además de arroz, voy probando con otros granos porque me parece una manera muy fácil de ir introduciéndolos en nuestros menús diarios, cogiéndoles el punto de sabor, textura, cocción y, por supuesto, añadiendo variedad de nutrientes a nuestro organismo.

El trigo sarraceno es otro pseudocereal, como ocurre con la quinoa o el amaranto, pero que podemos utilizarlo como cualquier cereal en grano. No tiene gluten, es muy completo, con todos los aminoácidos esenciales, fibra saciante, antiinflamatorio y un sinfín de ventajas que podéis ver en este artículo. Además es muy bonito estéticamente con su forma entre cónica y piramidal.

No es necesario dejarlo a remojo porque se cuece en unos 20 minutos, un tiempo prudencial. Y podéis aprovechar a cocer más cantidad y el resto añadirlo a ensaladas, saltearlo con verduritas y salsas, etc.

Respecto al caldo, el color moradito se lo da la col lombarda. El resto de verduras puede ser a vuestro gusto o con lo que tengáis en la nevera. Por ejemplo, yo no puse puerro y en su lugar aproveché todo lo verde que pude de los tallos de la cebolletas, porque dan una sabor parecido,

El caldo se reduce un montón con la cocción. Un litro, que normalmente son cuatro platos, me dio para dos.

Las verduras cocidas por supuesto no las tiré. Las convertí en puré y con ellas hice unas croquetas que ya están publicadas aquí: http://mostazaymedia.blogspot.com.es/2015/04/croquetas-veganas-de-verduras-y-avena.html

No me enrollo más y os dejo con la receta:


Ingredientes: (2 platos)

· 1 vaso de trigo sarraceno de El Granero Integral ya cocido (unas 6 cucharadas).
· 1 litro de agua.
· 2 hojas hermosas de col lombarda.
· 1 nabo.
· 2 zanahorias.
· 2 tallos de cebolleta (o 1 puerro pequeño)
· Medio calabacín o uno entero si es pequeño.
· 2 hojas de apio.

· Perejil fresco.
· 1 cucharadita de aceite de oliva.


Preparación:

Tenemos varias opciones para cocinar el trigo sarraceno y hacer el caldo. Os explico cada una para que elijáis la que más os guste o más cómoda os sea.

1- Cocer el trigo sarraceno previamente en el agua justa para que no quede caldoso y añadirlo al caldo cuando ya esté hecho. Es la que elegí yo porque así queda muy transparente, fino y no se pierden vitaminas de más.

2- Cocer el trigo sarraceno en abundante agua para que sobre y podamos utilizarla después como base del caldo, sacando el trigo para que no se deshaga y añadiéndolo al final.

3- Cocerlo todo junto, cortando las verduras en trozos pequeños para igualar los tiempos de cocción (unos 20 minutos) y sacándolas después.

La pega que le veo a estas dos últimas es que el caldo no quedará tan transparente y fino.

Seguimos entonces con la cocción de las verduras tal como lo hice yo:

· Ponemos a hervir un litro de agua y añadimos las verduras en trozos más o menos grandes como se ven en la siguiente foto. No os asustéis por el color azulado que da la lombarda porque se pierde una vez estén las verduras cocidas, quedando finalmente el tono morado de la foto principal.



· Dejamos a fuego lento con la cazuela tapada y sal al gusto una media hora, o hasta que veáis que las zanahorias y el nabo están blandos.

· Se reducirá bastante, quedando para unos dos platos generosos.

· Escurrimos el caldo pasándolo por un colador y servimos.

· Echamos unas tres cucharadas generosas del trigo sarraceno cocido en cada plato.

· Y acabamos poniendo unas hojitas frescas de perejil y gotas de aceite de oliva en crudo para decorar y dar más sabor.



5 comentarios:

  1. Probaré esta receta. Desde hace ocho meses un paquete de trigo sarraceno espera su oportunidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si te gusta. Es un cereal muy suave, tanto en el sabor como la textura, tipo arroz integral.
      Si cueces bastante y te sobra, el resto lo puedes saltear a lo arroz tres delicias; queda muy rico así, medio tostado pero blandito.

      Eliminar
  2. Guau, esta sopa debe estar muy rica, me llevo un bol. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y dos boles si te apetecen! Gracias, Montse y que rulen los tuppers!!

      Eliminar

Contenido protegido con: