Google+
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Galletas abizcochadas de algarroba y sémola de arroz

 Sin gluten




Esta vez hice unas galletas de lo más sanas que os podáis imaginar, publicadas el pasado viernes en El Granero Integral: http://www.elgranero.com/sin-categoria/receta-galletas-de-algarroba/, pero no por ello insípidas, ya que van con el aroma de naranja y algarroba, una combinación genial que ya hice hace tiempo de forma parecida en un bizcocho jugoso.

Esta vez es en modo galletas, sin más grasas añadidas que las que aportan las semillas, ni más azúcares que el sirope de ágave, que aparte le da una textura caramelizada genial. Tampoco llevan levaduras ni impulsores químicos.

Son blanditas, con textura entre bizcocho y barritas energéticas, ricas en fibras, hierro, zinc, magnesio y ácidos grasos Omega 3 y 6.

La base no es harina sino sémola de arroz, siendo aptas para celíacos además de intolerantes a la lactosa o los huevos, y para veganos, como siempre.


Este dulce de hoy es una especie de galleta abizcochada, similar en textura a la de los pastelitos árabes hechos con frutos secos y dátiles. Algo parecida también a las barritas energéticas.
Tiene varios puntos interesantes a tener en cuenta porque son muy saludables:
  • No llevan más grasa extra que la que aportan las semillas de calabaza, ricas en Zinc y ácidos grasos Omega-3 y Omega-6.
  • El espesante son semillas de lino, otra gran fuente de Omega 3 y 6, fibra (insoluble como el salvado y soluble como la pectina y mucílagos), Hierro, Biotina, Magnesio y Calcio. Prácticamente son un súper alimento.
  • El dulzor se lo da el sirope de agave, que tiene un índice glucémico mucho más bajo que el azúcar.
  • La fécula base es sémola de arroz que, junto a las semillas de lino, da una textura densa pero suave, como caramelizada, muy saciante.
  • El color similar al del chocolate es gracias a la harina de algarroba, otro alimento a tener muy en cuenta no sólo por su maravilloso aroma sino también por su riqueza en Hierro y taninos (antioxidantes).
  • Son aptas para celíacos, ya que están elaboradas sin gluten.
  • Son aptas para vegetarianosveganos y personas con intolerancias al huevo o la leche ya que están elaboradas con ingredientes de origen 100% vegetal, sin huevo ni leche.
En conjunto son unas galletas ideales para darnos un capricho dulce pero a la vez lleno de sabor y de nutrientes, llevarlas al trabajo para picar entre horas o en el recreo del cole. Como son bastante saciantes, con 2-3 unidades quedaremos más que satisfechos.
Yo las hice con aroma a naranja, que combina de maravilla con el sabor de la algarroba y porque nos despierta y da energía, para tomar como desayuno o merienda, pero se puede aromatizar con lo que más os guste: canela, limón, jengibre, etc.
Otra alternativa es cambiar las semillas de calabaza por las de girasol, también muy interesantes nutricionalmente hablando, aunque su sabor es algo más fuerte y puede predominar en el resultado final.
Ingredientes (para 18 galletas):
  • 2 cucharadas rasas de semillas de lino* de cultivo ecológico de El Granero Integral
  • 8 cucharadas de semillas de calabaza* de cultivo ecológico de El Granero Integral
  • 1 vasito de sémola de arroz* de cultivo ecológico de El Granero Integral
  • 4 cucharadas rasas de harina de algarroba* de cultivo ecológico de El Granero Integral
  • 6 cucharadas de sirope de agave* de cultivo ecológico de El Granero Integral
  • 1 vasito de agua
  • Ralladura de una naranja para darle sabor (opcional)
  • Una pizca de sal marina* ecológica de El Granero Integral
* = Referencias disponibles El Granero Integral
Preparación:
La noche anterior, o con varias horas de antelación, pondremos las semillas de calabaza a remojo en agua abundante a temperatura ambiente para que se hinchen y ablanden
Podemos hacer lo mismo con las de lino, aunque no necesiten tanto tiempo para hincharse pero así nos aseguramos que la cáscara quedará lo suficientemente blanda. Se remojan en 4 cucharadas de agua.
Con las semillas ya preparadas sólo tenemos que meter todos los ingredientes en un recipiente o vaso de batir y triturarlos. Las semillas de lino las echamos con su agua, ya gelificada, pero las de calabaza las lavamos y escurrimos bien.
Si tenemos un aparato de hacer bolas de helado sería perfecto para darle la forma semiesférica de la foto, si no, echamos cucharadas de masa algo separadas entre ellas, sobre una bandeja de horno cubierta con papel de hornear.
Precalentamos el horno a 180º y metemos la bandeja a media altura durante unos 20 minutos.
Se pueden conservar una semana perfectamente, guardadas en un tupper bien cerrado, en la nevera, así que podéis hacer en gran cantidad el día que os pongáis a ello


Listas para servir

5 comentarios:

  1. Que buena pinta!! Me pido un par de ellas para acompañar el té de la tarde ;)
    Besos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, gracias! La verdad es que son una merienda ideal si te gusta el dulce. Yo las desayunaba y las merendaba, quedas sin hambre pero con la felicidad de haber comido alguna dulzaina y no una tristeza, :)
      Muaks!

      Eliminar
  2. Pues han quedado muy ricas, aunque la próxima voy a poner vasito de zumo de naranja en lugar de agua ... es que el bizcocho jugoso me encanto y quiero mas sabor a naranja, aunque con la receta original estan superbuenas!!! Que recetaza!!! Besos!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece una idea genial. Yo las hice neutras con la cosa de aromatizarlas de muchas formas y como ejemplo puse naranja (había hecho otras previas con sabor a café), pero sabiendo desde el principio que se quieren de naranja, mucho mejor con su zumo que con agua, desde luego.

      Muchas gracias por comentármelo!!

      Eliminar

Contenido protegido con: