Google+
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Escalopines al cabrales veganos

Plato de escalopines con patatas fritas y queso vegano


Pues otra entrada que traigo basada en queso vegano. Desde que descubrí el shiro miso con esta crema hace unos días ya la utilicé en varias cosas, como esta coliflor gratinada o unas endivias rellenas de hummus que hice anoche de prueba, con sabor a queso también y que publicaré la receta dentro de poco.

Los escalopines al cabrales es un plato muy típico de Asturias y de cualquier sidrería que se precie. La salsa tiene varias maneras de hacerse, desde la de fundir el queso con nata hasta preparaciones un poco más elaboradas, bueno, más que elaboradas con más ingredientes, como ajo, sidra... Yo he tirado por esta opción porque me parece más sabrosa, pero obviamente todo en versión vegana. Y casi cruda porque no hay nada que cocinar, es muy muy fácil de hacer. Y como en la otra crema de queso vegano la podéis regular de sabor a vuestro gusto, añadiendo luego más o menos de esto o de lo otro.

Primer plano de la salsa


Los escalopines, como pongo justo abajo con link a la receta en los ingredientes, son los de garbanzos pero podéis cambiarlos por lentejas, quedarán más oscuros y de sabor no hay mucha diferencia porque se lo dan el resto de añadidos.

Como abrí una botella de sidra para la salsa, aproveché a hacer con ella la masa de los escalopines en lugar de con vino blanco. Y me ha gustado mucho más. ¡El olor mientras maceraba era maravilloso! ¡Y mientras se cocinaban más! Los que no hayáis probado a hacer este tipo de carne vegetal tenéis que probarlo cuanto antes. Da un juego increíble.

Para los que no conozcáis la sidra asturiana os dejo este enlace: http://www.verdenorte.com/sidra-de-asturias

Ingredientes:

escalopines de garbanzos hechos con esta receta pero cambiando el vino por sidra a ser posible.

3 cucharadas de tofu blando
1 cucharada de aceite de oliva
1 cucharada de leche de coco
2 cucharadas de sidra asturiana (si no tenéis valdría vino blanco pero en menor cantidad por si acaso)
1 cucharadita de zumo de limón
1 cucharadita de orégano seco
1 cucharadita de levadura de cerveza
4 rodajas finas de ajo crudo (si el ajo es grande poner menos)
Pizca de pimienta blanca molida
Pizca de pimentón ahumado de la Vera 
3 cucharadas de shiro miso. En Facebook me comentaron que con mugi miso la crema de "queso azul" quedaba espectacular porque era algo más fuerte que el shiro. Yo no lo he probado pero os lo comento por si lo tenéis a vuestro alcance y queréis probar.


Preparación:
  • Mezclamos en la batidora todos los ingredientes de la salsa, rectificamos de uno u otro al gusto y dejamos macerar en un frasco de cristal. Cuanto más tiempo macere mejor estará pero no os voy a engañar, recién hecho también está delicioso ;)
  • La sacamos 1 hora antes de comer para que se vaya templando si estaba en la nevera.
  • Hacemos los escalopines cada uno con una cucharada de masa en una sartén con un chorrito pequeño de aceite, una media cucharada para 5 unidades usé yo. Extendemos la cucharada para que quede un escalope fino. Cuando esté firme y algo dorado por abajo le damos la vuelta para acabar de cocinarlo.
  • Si queremos de guarnición patatas fritas nos vamos poniendo a ello. Esto no tiene ningún misterio, no llevaban ningún añadido, ni siquiera sal, porque la salsa ya aporta la suficiente.


A la hora de servir y para evitar calentar la salsa y que se estropeen las enzimas del miso, lo que hice fue echar unas 3 cucharadas en el plato antes de nada, extenderlas y sobre ella poner tanto los escalopines como las patatas, todos recién hechos, y así aportaron el calor suficiente.

Trozo de escalopín donde se ve la textura de la salsa

Si os gusta o queréis decir lo que sea espero con mucha alegría vuestros comentarios.


2 comentarios:

  1. Hola, me encantan tus recetas. Dónde puedo comprar el shiro miso??

    ResponderEliminar
  2. Hola, me encantan tus recetas. Dónde puedo comprar el shiro miso??

    ResponderEliminar

Contenido protegido con: