Google+
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Natillas veganas de amaranto con distintos sabores

 de chocolate con pistachos, arándanos y maltita



Hoy os traigo un postre tan conocido como son las natillas pero con sabores y decorados pensando en las cenas navideñas como podéis ver en el decorado de las fotos, aunque valen para cualquier época del año, en tres versiones distintas para que podáis jugar con las combinaciones de aromas: chocolate, chocolate-naranja y naranja-canela.
La podéis ver también publicada en la web de El Granero Integral pinchando en este link: http://granerointegral.com/2015/01/27/receta-natillas-de-amaranto/
 de chocolate y naranja con pistachos

Son 100% vegetales, extremadamente fáciles de hacer y espesadas con una harina muy fina y sin gluten como es la de harina de amaranto de El Granero Integral. El amaranto es un pseudocereal parecido a la quinoa, rico en calcio, hierro y proteínas. Podéis ver más información aquí.

 de naranja y canela con maltita


Esta harina gelifica muy bien con el calor, resultando una crema fina y sedosa muy adecuada para un postre como son las natillas. Con ella no necesitamos huevos ni otros espesantes o gelificantes como el agar agar.

Tiene un ligero sabor a cereal que podemos mejorar si la tostamos previamente en una sartén limpia, sin aceite, simplemente dándole un poco de calor y removiendo hasta que coja un tono más dorado. No es imprescindible hacerlo pero os lo comento porque lo probé y el saborcito tostado que aporta así es muy interesante también.

Las hice tanto con leche de arroz como de soja y con las dos han salido unas buenas natillas. La diferencia es que la de arroz es más aguada y deja unas natillas más oscuras y transparentes, pero por lo demás apenas se nota la diferencia de sabor con una u otra.
También les añadí leche de coco en crema para que aporte algo de grasa y más cremosidad, aunque con las cantidades que lleva no se aprecia nada su sabor. Os lo comento porque si no sois fans del coco, no tenéis de qué preocuparos.

Si las hacéis de chocolate quizás será necesario añadir algo más de azúcar para neutralizar su amargor.

Os dejo con los ingredientes necesarios para una ración, porque así es más fácil multiplicarlo luego por las raciones que vayáis a preparar.



Ingredientes: (una ración)

· 1 vaso de leche vegetal (unos 215 ml).
· 1 cucharada de harina de amaranto de El Granero Integral.
· 1 cucharada de azúcar de caña de El Granero Integral.
· 2 cucharadas de leche de coco cremosa.
· Pizca de sal.

Opciones: (si las queréis por ejemplo de naranja-chocolate, pues elegís las dos primeras)
· 1 cucharada de cacao puro en polvo de El Granero Integral.
· Ralladura de 1/4 de naranja o 1 gota de aceite esencial alimentario de naranja de El Granero Integral.
· Media cucharadita rasa de canela en polvo.

Para decorar:
· Galletas maltitas de espelta de El Granero Integral (ojo, que estas galletas sí tienen gluten).
· Pistachos picados (u otro fruto seco a vuestra elección).
· Canela en polvo.
· Rodajas de naranja fresca.
· Arándanos secos.


Preparación:

· En un vaso de batir echamos todos los ingredientes y con la batidora mezclamos hasta que esté todo integrado.


· En una cazuela con fondo vertemos la mezcla y llevamos a ebullición mientras removemos.

· Bajamos el fuego en cuanto empiecen a salir burbujas y, sin dejar de remover, esperamos a que espese mientras se cuece, que son unos 5-8 minutos. Probamos para notar una textura muy fina nada harinosa.

· Vertemos en los cuencos donde lo vayamos a servir, pasando la mezcla por un colador si hemos echado ralladura de naranja o algún otro elemento sólido, y metemos en la nevera para que se cuaje y enfríe. No es necesario tapar y, si lo hacemos, mejor con alguna tapa agujereada para que respire y la condensación no caiga en forma de agua encima de nuestras natillas.

· Podemos poner encima una galleta bonita y rica como son las maltitas de El Granero Integral y así se van ablandando con la humedad y el calor de la crema. O, si nos gustan crujientes, ponerlas en el momento de servir, al gusto.

· Dejamos un mínimo de 4 horas en la nevera. Esto depende del fondo que tenga el recipiente que hayamos elegido. Si es más estrecho y alto tardará más.

Si adornamos con pistachos tostados, los picamos y los ponemos encima a la hora de servir para que no se reblandezcan y mantengan el crujiente.

Si adornamos con naranja, lo mismo, a última hora para que mantenga la frescura y jugosidad.

Espolvoreamos canela en polvo si corresponde y... ya sólo nos queda disfrutar y que disfruten con este postre tan sencillo y rico!


8 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias! Si te animas a hacerlas, cuéntame, porfa. Saludos!!

      Eliminar
  2. Tienen que estar riquísimas! Me las apunto! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Ya verás qué fáciles y resultonas son. Un beso!!!

      Eliminar
  3. Y yo que he empezado la operación bikini! Así no se puede, qué rico. :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaa, precisamente es un dulce ideal para ello, porque dentro de lo que cabe es bastante ligero y quita la gusa de chocolate y azúcar. Yo voy a empezar a hacerlas para tener siempre alguna lista porque últimamente me llama mucho el dulce y no quiero excesos :)

      Eliminar
  4. Wow, genial receta, me encanta! Además con lo que me cuesta introducir el amaranto en la cocina (es tan chiquito), agradezco ideas (no sabía que también lo vendían en forma de harina!)! Me apetece mucho hacerlas añadiéndoles manzana o plátano para aportar dulzor y aroma afrutado y así reducir el aporte de azúcar.
    Un saludo, feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien, Antwanet! A mí el plátano en los postres no me suele gustar proque se come todo el sabor si es algo que lleva calor con su aroma a cocinado, pero en realidad es un chollo el juego que da. La manzana sí que sí, en plan compota le iría genial segurísimo.
      Y si quieres utilizar el amaranto en grano de una forma bien bien rica, mira aquí a la derecha en el índice la receta de "albóndigas de lentejas y amaranto". Eran una maravilla, una delicia, un espectáculo que se me están antojando ahora mismo y que acabaré comiendo un día de estos casi seguro.
      Un beso!

      Eliminar

Contenido protegido con: