Google+
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mostazu de champiñones, coliflor y anacardos

Bizcocho vegano salado con verduritas y frutos secos



Empiezo antes de nada explicando el porqué del nombre que elegí. Resulta que últimamente estoy haciendo muchas tartas veganas para una cafetería de Bilbao, el café Liverpool, todas dulces a base de frutas o de chocolate. Y tenía muchas ganas de probar a hacer algo en esa linea pero salado. No sabía cómo me iba a quedar, porque al no llevar la parte de azúcar, al sustituir los típicos huevos (en mi caso manzanas) de estas cosas por tomate (igual que hice con la pasta fresca casera) y con las verduritas en crudo que luego aportarían humedad a la masa, no podía salir igual que un bizcocho, pero por probar y experimentar tampoco perdía mucho.

Recién horneado vi que no había subido mucho y que el aspecto era parecido a una mezcla entre pizza y focaccia, pero cuando lo desmoldé y probé vi que sí era esponjoso, no se parecía tanto a ninguna de las dos y sí más a una empanada de textura suave suave y fina fina.

El caso es que como no sé si esto ya tiene un nombre (supongo que existirá algo así o muy parecido pero yo lo desconozco y si vosotros sabéis decídmelo sin falta, por favor) pensé en bautizarlo con algo parecido a focaccia pero personalizado: mostaccia (estoy fatal, lo sé) pero... ¡qué narices! ¿porqué un sonido italiano pudiendo ponerle uno asturiano, mi tierra adoptiva de la que tan orgullosa estoy? Y nada, "mostazu" me pareció simpático y original, así que parido está. Y se avecinan muchos mostazus porque la variedad que ya se me ha ocurrido es enorme!

Ingredientes:
- 1 tomate maduro grande de tipo ensalada
- 1 vaso de leche vegetal (soja o arroz)
- Medio vaso de aceite de oliva sabor fuerte, picual
- 3 vasos de harina de trigo
- 1 sobre de levadura para repostería (la química, no la de pan)
- 1 cucharada de levadura de cerveza
- 4 champiñones
- 2 arbolitos de coliflor
- Un puñado de anacardos
- Sal
- Margarina para el molde

Preparación: (El vaso de referencia es de los de vino, 125 ml)

Empezamos pelando el tomate, troceándolo y batiéndolo con batidora hasta que quede una crema. La cantidad de tomate tiene que ocupar ya en crema más o menos un vaso y medio. Os lo comento porque hay tantos tamaños de tomate que a veces con decir grande no decimos nada!
A ese tomate le añadimos la leche de soja y el aceite. Batimos todo bien.

Y ahora es cuando mezclamos con los ingredientes secos, añadiendo la harina poco a poco, las levaduras y la sal hasta que quede una crema fina sin grumos.
Dejamos reposar mientras ponemos el horno a precalentar a 190º con calor arriba y abajo.

Untamos el molde elegido con un poco de margarina en capa fina. El molde que utilicé es uno metálico desmontable de 22 cm de diámetro.

Vertemos la masa poco a poco y vamos colocando encima los champiñones cortados en rodajas de medio centímetro de grosor, más o menos, los arbolitos de coliflor cortados en miniarbolitos y los anacardos.
Espolvoreamos con un poco de sal por encima de los vegetales y orégano por toda la superficie.

Metemos al horno, en la parte baja, y dejamos que se cocine durante unos 35 minutos, o hasta que veáis que ha subido, se ve dorado y si pincháis sale el cuchillo limpio.
Le damos un golpe de gratinado si queréis un poco más dorados los champis y la coliflor.
Y dejamos que se enfríe sobre una rejilla.
Desmoldamos y listo para comer, tal cual en porciones o abriéndolo por la mitad y rellenándolo por ejemplo de seitán a la plancha con unos chorritos de salsa barbacoa. Os comento esto último porque un par de trozos los comimos así, como si fueran bocadillos, ¡¡y estaban buenísimos!! 

Este bizcocho salado me va a dar muuuuucho juego. Y espero que a vosotros también.

¡Buenas noches!

Primer plano del interior

4 comentarios:

  1. Muy buena pinta! seguro que está riquísimo! besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carmela! Si lo haces ya me contarás ;)

      Eliminar
  2. voy a probarlo que se vé la mar de fácil y rico. Besos Vanesa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás! Ayer hice otro con setas y majado de ajo, aceite de oliva y albahaca por encima, que estaba delicioso! Es un peligro esto, guapa, porque al ser tan fácil y admitir tantas opciones es un momento tener capricho y... zas! :)

      Eliminar

Contenido protegido con: