Google+
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Pastel de patata y trigueros al curry

Porción del pastel. Totalmente vegetal.


De cara al fin de semana os traigo este pastel de patata con salsa de curry, muy adecuado para esas comidas un poco más trabajadas que nos gusta hacer si tenemos más tiempo, o invitados, o para una ocasión especial...

Es un plato lleno de nutrientes, porque las tortitas no están hechas con cereales, sino con legumbres. Tampoco es un plato pesado ya que el puré de patata, dentro de los carbohidratos densos, es de lo más ligero que hay. Y aparte lleva bastantes vegetales ligeros camuflados entre la salsa (pimiento, cebolla, manzana) y las propias tortitas, que están hechas con cebolla e hinojo.

El hinojo es una cosa que nunca había cocinado. Compré hace unos días un bulbo y lo comía picando algún trocito de hoja en crudo en ensaladas pero sinceramente no es algo que me emocione, así que como veía que iba estar en la nevera bastante tiempo, lo metí a picar con la masa de legumbres para darle sabor anisado y a la vez hacerlas más digestivas
Esta masa es algo muy parecido a los escalopines de garbanzos, de hecho la preparé con esa intención, pero después de hacerme 3 y tener ya bastante, el resto la cociné en unas capas grandes y finas, las tortitas, sin saber muy bien si acabarían en tacos o cómo, hasta que se me ocurrió hacer esta especie de tarta - lasaña.

Sin más, os cuento cómo se hace.


Ingredientes: 

Para 4 o 5 tortitas
1 vaso de lentejas ya remojadas
Medio vaso de garbanzos ya remojados
1 bulbo pequeño de hinojo
1 cebolla mediana
2 dientes de ajo
1 cucharadita de pimentón
1 cucharadita de comino en polvo
Medio vaso de vino blanco
1 cucharada de levadura de cerveza (no es imprescindible)
3 cucharadas de aceite de oliva
Sal
---
4 patatas
3 cucharadas de leche de coco
Sal
---
1 manojo de espárragos trigueros más bien finos, unos 17 o 18 utilicé yo. Si son grandes quedará el corte más vistoso, como veáis.
Pimienta negra
Aceite de oliva
Sal
---
Salsa de curry según esta receta pero con las cantidades a la mitad excepto la manzana, que sí puse una entera para que quedara un toque más dulce, fresco y afrutado.


Preparación:

Aunque parezca complicado no lo es tanto, sólo que consta de varias fases que son todas muy sencillas, así que lo voy a explicar por partes para que veáis que luego es una tontería.

  • Primero dejamos en remojo mínimo 12 horas lentejas y garbanzos por separado. Yo aproveché a dejar bastante cantidad y con lo que no utilicé hice hummus y germinado de lentejas, que era mi intención en un principio. También podéis utilizar una sola legumbre porque la verdad es que no cambia mucho la cosa, la que más os guste.
  • Pasadas las 12 horas metemos las legumbres en la picadora con el resto de ingredientes, incluyendo el aceite.
  • Picamos hasta que quede una crema granulada, y si hace falta pasamos la batidora.
  • En una sartén de unos 18 cm de diámetro en la base, sin aceite extendemos 3- 4 cucharadas de la masa y dejamos que se haga a fuego medio unos 5 minutos, hasta que quede firme y se vaya despegando sola. Le damos la vuelta para hacer por el otro lado. Tiene que quedar algo seca, pero tampoco como un zapato, que tenga flexibilidad.
  • Repetimos la operación hasta hacer 3 tortillas o las que queráis si preferís más capas.
Tortitas de legumbres

  • Segundo, vamos preparando la salsa de curry. Os pongo de nuevo enlace a la receta aquí

  • Tercero, mientras se hace la salsa cocemos las patatas en agua y sal, en trozos pequeños para que se hagan antes. 
  • Cuando estén blanditas las sacamos a otro recipiente y las aplastamos con un tenedor, junto con la leche de coco y el agua que os pida de la misma cocción, unas dos cucharadas creo que necesité yo.

  • Cuarto, lavamos y cortamos los espárragos con el largo máximo del ancho de las tortitas, reservando la parte más dura para otros platos, y los ponemos a saltear con unas gotas de aceite, sal y pimienta negra a fuego fuerte. En menos de 5 minutos, meneándolos de vez en cuando, estarán hechos.

Ahora ya sólo queda montar el pastel:
  1. En la fuente o plato ponemos una tortita. Untamos por encima puré de patata, unas 3 cucharadas y colocamos encima los espárragos, unos 7 u 8, paralelos entre ellos para que luego el corte sea limpio.
  2. Tapamos con una tortita, aplastamos un poco para que los espárragos se metan en el puré y repetimos la operación, puré de patatas y espárragos.
  3. Volvemos a tapar con la tortita que nos quedaba, untamos con el puré que nos sobre, ponemos sobre él un par de espárragos decorativos.
Pastel ya montado sin la salsa de curry


Para acabar vertemos salsa de curry por encima, moviendo el plato para que se extienda sola sin tener que repartir con una cuchara. Así no convertimos la cobertura en mejunje de puré al curry, sino que quedarán separados. 

Pastel ya salseado y listo para servir.
Fui un poco minimalista en el decorado


Con un cuchillo de buen filo cortamos las porciones. Iba a deciros que salen 4 raciones pero la verdad es que yo sola comí un par de ellas a la hora de la comida, porque fue plato único. Eso ya como vosotros veáis.
Corte del pastel, donde se ven las capas.
Con más hortalizas tipo zanahorias o remolacha,
hubiera quedado lleno de color.
Para otro día ;)


Y una observación para acabar: está más bueno pasado unas horas, como pasa con las lasañas, porque se queda todo en una pieza compacta que se puede comer a temperatura ambiente perfectamente. Adivinad qué he cenado ;)


2 comentarios:

  1. Qué pinta tiene! En cuanto tenga tiempo me pongo a ello!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias! Ya me contarás. Saludos!!!

    ResponderEliminar

Contenido protegido con: