Google+
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lentejas anisadas con alcaravea y leche de coco

¡Que no se diga que los veganos
tenemos problemas con el hierro!


Con este plato de lentejas cremosas con un toque de sabor anisado gracias a la alcaravea, que además lleva cebada, verduritas y leche de coco, una mezcla de sabores suaves pero deliciosos, colaboro por primera vez en una nueva revista que difunde el veganismo en varios aspectos: http://vegmagazine.net/

Me hace mucha ilusión que me hayan propuesto algo así, para poder hacer llegar a más gente, con mi granito de arena, la variedad tan enorme de platos que se pueden cocinar sólo con vegetales, bien ricos y sanos.

Podéis verla también publicada en este link, espero que os guste: http://vegmagazine.net/lentejas-anisadas-con-alcaravea-y-leche-de-coco/

¡¡Buenísimas tardes!!



Tiempo de preparación estimado: 35 minutos aprox.

Ingredientes:
· 1 vaso de lentejas pardinas en crudo.
· Medio pimiento verde italiano cortado en rodajas.
· Medio puerro o media cebolleta en rodajas finas.
· 1 hoja de repollo verde.
· Medio vaso de cebada en grano.
· Media cucharadita de semillas enteras de alcaravea (se puede sustituir por semillas de anís y de comino a medias).
· 2 cucharadas de leche de coco cremosa (entre el 15 – 20% M.G.).
· 3 vasos de agua.
· Una pizca de sal.
· Una cucharada de aceite de oliva.

Preparación:

· Con 12 horas de antelación ponemos las lentejas en remojo con agua abundante. Así estarán más blandas y tendrán el mismo tiempo de cocción que la cebada.

· En una cazuela calentamos el aceite y freímos el pimiento con un poco de sal.

· Picamos la hoja de col y el puerro o cebolleta y los sofreímos con el pimiento.

· Enjuagamos y escurrimos bien las lentejas, las echamos en la cazuela, rehogamos un minuto y añadimos 2 vasos de agua. Dejamos que empiece a hervir.

· Lavamos los granos de cebada y los echamos también a la cazuela junto con las semillas de alcaravea.

· Dejamos que se cocine todo a fuego bajo con la cazuela tapada pero que pueda respirar, removiendo de vez en cuando con suavidad, y a mitad de la cocción añadimos otro vaso de agua.

· Cuando ya estén blandas las lentejas y la cebada, echamos las cucharadas de leche de coco, removemos y dejamos reposar unos minutos para que se mezclen bien los sabores.

A la hora de servir, nosotros espolvoreamos unas pocas más de semillas de alcaravea para decorar y que tuviera más sabor, pero se puede decorar con lo que más os guste.

¡Buen provecho!

2 comentarios:

  1. Qué bueno Ester, que propuesta más interesante y que responsabilidad, no??? pero esta receta tiene que estar riquisima y te felicito por ello. Hoy en Biocultura en Barcelona he probado el aceite de coco y la leche de coco, me ha encantado. Voy a intentar hacer recetas con esta leche. Quizas tus lentejitas ricas. Besos y felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué guay, has ido a Biocultura! El aceite de coco yo lo conozco, pero siempre lo usé en plan cosmético, nunca para cocinar. Y la leche de coco cremosa es un básico para los veganos, sustituye perfectamente a la nata o a la mantequilla en muchísimas preparaciones. Si buscas en un plato ese sabor cremoso y suave que a veces pide un plato fuerte, ahí está la leche de coco para cumplir esa labor.
      Y si te gusta la comida oriental, estilo hindú, tailandesa... o sea, especiada, intensa, los currys... entonces te conquistará del todo como a mí. :)
      Lo de vegmagazine es genial!
      Un beso y gracias por tu comentario, Montse, siempre tan amable. Da gusto que andes por aquí.

      Eliminar

Contenido protegido con: